domingo, 12 de octubre de 2008

SISTEMA ECONÓMICO MUNDIAL. LA VIVENCIA DE LA INAUGURACIÓN.

El sistema académico al que solemos enfrentarnos los estudiantes con más frecuencia suele emparedar nuestras palabras y opiniones, reduciendo los minutos en un aula al ulular sombrío y sistemático de discursos monopolizadores que no hacen sino desesperar a los alumnos que mayoritariamente estamos abarrotados de preguntas. Lo anterior no significa que todos estos discursos nos disgusten, la mayoría son estimulantes, y nos llenan de más preguntas, nos fuerzan a aprehender que nuestros pasos entre estos muros y lo que de ellos se desprenda será inolvidable, y configurará en gran medida el sentido de nuestras vidas.

En muchas ocasiones los compañeros con los que compartimos tales minutos no se le revelan a uno, no porque entre nosotros nos neguemos la palabra, o porque no seamos solidarios los unos con los otros, sin embargo, la distribución de las aulas, el sistema de las clases que el profesor o que la profesora imparten, en muchas ocasiones no contribuyen a que nuestra comunicación sea mayor, nosotros, que tantas cosas compartimos...

Así que lo más estimulante de la primera clase de la asignatura que nos ocupa fue sin duda esa interacción de todos con todos, un todo coexistiendo bajo el mismo techo y por las mismas cosas, sin importar demasiado la edad de cada uno o nuestras roles particulares.




Montse