domingo, 9 de noviembre de 2008

Anoche soñamos todos...

...Pero hoy tocó ir a clase. La cosa anduvo entre aerolíneas. Ryanair, Vueling, British y la sensibilidad hacia el cliente. Ha sido un buen análisis, y gran recomendación por parte de Roberto, explicar una relación directamente proporcional entre el respeto y la sensibilidad hacia a los clientes con la integración y satisfacción de los trabajadores en la empresa. Hace unos días escuché en la radio que los trabajadores de Mondragón están dispuestos a renunciar a dos pagas extraordinarias para sufragar las pérdidas de la empresa.

Valga de ejemplo."La virtud social democrática principal es el respeto." O "sólo se aprende del otro", son otras píldoras del día. He vuelto a rememorar Blade Runner y sí que es bastante ilustrador el momento en el que Rick visita la Tyrell Corporation en cuanto a definición "visual" de un auténtico monopolio. Nunca había caído en ese simbolismo concreto, en las cincuenta veces que habré visto Blade Runner.Así que vedla otra vez, que para algo es una de las mejores películas de la historia. No sé cuál recomendar de las cinco versiones... en realidad creo que montaría una para mí sola.
Aquí os dejo ese mágico momento: Un saludo

Publicado por Violeta Martín