domingo, 9 de noviembre de 2008

De Lincoln a Obama.

Sic semper tyrannis, "así siempre a los tiranos" grito John Wilkes Booth el 14 de Abril de 1865 tras disparar a Abraham Lincoln, decimosexto presidente de los Estados Unidos de América, Presidente el cual durante su mandato unos meses antes de su asesinato, el 1 de Febrero de 1865, se proclamaba la abolición de la esclavitud en la XIII enmienda a la constitución que dice así:

Ni en los Estados Unidos ni en ningún lugar sujeto a su jurisdicción habrá esclavitud ni trabajo forzado, excepto como castigo de un delito del que el responsable haya quedado debidamente convicto

Sic semper tyrannis, es el lema oficial del estado de Virginia, estado que tras La Batalla de Fort Sumter (en la cual comenzó la guerra civil) paso a formar parte de la Confederación de Estados Americanos en 1861, como bien es sabido una de las principales causas de la secesión fue la intención del gobierno federal de restringir el uso de la esclavitud, 147 años después Virginia con el 52% de los votos junto con North Carolina, Florida y Nuevo México han votado a Barack Husein Obama como el 44º presidente de los Estados Unidos, el primero de raza Negra. Tres discursos para la historia.

Abraham Lincoln, pronuncio el discurso de Gettysburg el 19 de Noviembre de 1863, su discurso mas celebre, aqui reproduzco un estracto:
“Hace ocho décadas y siete años, nuestros padres hicieron nacer en este continente una nueva nación, concebida en la Libertad y consagrada al principio de que todas las personas son creadas iguales.
(...) Estamos reunidos en un gran campo de batalla de esa guerra. Hemos venido a consagrar una porción de ese campo como lugar del último reposo para aquellos que dieron aquí sus vidas para que esta nación pudiera vivir. (...) Los valientes hombres, vivos y muertos, que lucharon aquí lo han consagrado, muy por encima de nuestro pobre poder de añadir o restar algo. El mundo no advertirá apenas ni recordará mucho tiempo lo que digamos aquí, pero nunca podrá olvidar lo que ellos aquí hicieron. Somos más bien nosotros, los vivos, los que debemos consagrarnos aquí a la tarea inconclusa que aquellos que aquí lucharon hicieron avanzar tanto y tan noblemente. Somos más bien nosotros los que debemos consagrarnos aquí a la gran tarea que aún resta ante nosotros: que de estos muertos a los que honramos tomemos una devoción incrementada a la causa por la que ellos dieron hasta la última medida colmada de la devoción; que resolvamos aquí firmemente que estos muertos no habrán muerto en vano; que esta nación, Dios mediante, tendrá un nuevo nacimiento de la libertad; y que el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo, no perecerá en la Tierra"
100 años después, Martin Luther King, el 28 de Agosto de 1963, en la gran marcha por derechos civiles en Washington ante el monumento a Lincoln, pronuncio uno de los discursos mas celebres de la historia "I have a dream", bastante mas largo que aquel, así que reproduciré un pequeño párrafo:
“yo sueño que mis cuatro hijas vivirán en una nación en la cual no sean juzgadas por el color de su piel sino por su valía”
47 años después, el 4 de Noviembre de 2008, en Chicago, apenas unos kilómetros de distancia de donde yacen los restos de Abraham Lincoln, Barack Husein Obama hacia honor a la historia en la que entra, proclamando la unidad de la nación:
“(…) Estadounidenses que transmitieron al mundo el mensaje de
que nunca hemos sido simplemente una colección de individuos ni una colección de estados
rojos y estados azules.
Somos, y siempre seremos, los Estados Unidos de América (…)”
.
Parafraseo a Lincoln:
“un gobierno
del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no se ha desvanecido de la Tierra.”
Y como Luther King soñó, no fue juzgado por su color, sino por su valía, por ser una nueva esperanza.

Publicado por Borja Ezquerra