viernes, 7 de noviembre de 2008

El monopolio de la prevención

Hace unos meses que se viene publicitando e impulsando la vacuna del papiloma humano (VPH). Se trata de la "prevención" del cancer de cuello de útero o cérvix. Pero el problema está en que se trata de un cáncer con un nivel de mortalidad bastante bajo, porque suele remitir de manera espontanea. Además, se suele diagnosticar en mujeres de 60 años que no seguían un plan de revisión ginecológico , pero la vacuna se aplica a niñas de entre 11 y 12 años.Y claro, yo me pregunto ¿cómo es posible que las administraciones publicas impulsen este tipo de medidas? pues como muchas de las cosas que ocurren en este mundo loco, se trata de presiones politico-economicas por parte de las empresas farmacologicas (además de tener un coste elevadisimo entre 300 y 500€). Y, lo que es mas terrible todavía es que utilizan el marketing del terror, es decir el miedo a enfermar. Pero en USA ya han muerto niñas después de haber sido tratadas con los medicamentos para la prevención Gardasil (Merck) y Cervarix (GlaxoSmithKline -GSK-), y otras tantas han sufrido efectos adversos.Pero volviendo a lo que más me preocupa, aquí hay una pequeña explicación: a comienzos de febrero de 2007, el Estado norteamericano de Texas estuvo a punto de ser el primero en declarar obligatoria la vacunación con Gardasil. La decisión fue adoptada por el gobernador del Estado, Rick Perry, pero la presión popular fue tal que hubo de retractarse. Resulta que Mike Toomey, el anterior jefe de Gabinete del gobernador Perry, trabajaba en tareas de lobby para Merck, fabricante de Gardasil. El Washington Post publicó un reportaje de Associated Press (AP) que afirmaba que la jefa de Gabinete del gobernador, Deirdre Delisi, celebró con el director de Asuntos Presupuestarios y tres miembros de su departamento, una “Reunión sobre la Vacuna del VPH para Niños”. Ese mismo día, el comité de acción política de Merck donó 5.000 dólares para la campaña de Rick Perry.

Sólo digo........tengamos criterio y no nos avalancemos a acatar todo aquello que se publicita para "nuestro bien", porque hoy en dia parece ser que la medicina se ha convertido en un negocio de la salud. Soy bastante contraria a las medicinas quimicas, y procuro que siempre que sea posible no medicarme con farmacos y recurrir a la naturaleza, con medicinas alternativas, por lo que inyectarme directamente algo "por si las moscas"..... El problema es que en españa tendemos a la automedicación, veremos como sigue esta cuestión. Gracias a dios que de momento las vacunas no son obligatorias.
Publicado por Alba