miércoles, 24 de diciembre de 2008

Ah!… la democracia…

Desde una perspectiva demócrática… ¿no sería justo que los votos en blanco ocuparan escaño en el Congreso y en el Senado?.

La Ley Electoral en España no atribuye voluntad política alguna a aquellas personas que deciden hacer uso de su derecho como ciudadano para votar en blanco, es decir, para manifestar que no está de acuerdo con ninguna de las opciones políticas que se le ofrecen. ¿Es o no tan respetable como cualquier otro voto?. Parece que no.

Tú, demócrata de toda la vida, ¿es que no piensas hacer nada?. Muevete coño! Te lo dice Mr. T!