miércoles, 24 de diciembre de 2008

Respeto a la autoridad


Por fin retorno a este pequeño lugar azulado llamado blog.
Llevo un mes sin incluir nada en él, podría excusarme diciendo que he estado de viaje recorriendo europa con una mochila para contar después en algún post como me lo he pasado yo solo conociendo un poco mas el mundo; podría decir que he estado tan enfermo que no he podido escribir en todo un mes, que, ni siquiera he podido sacar diez minutos de mi convaleciente tiempo, pero no ha sido asi, simplemente no lo he hecho, lo he dejado temporalmente, nada mas.

Llevo observando desde que comenzamos el curso que al profesor no le gusta ocupar la silla reservada para él y, así, dejar claro quién ocupa el ápice estratégico de la organización.


El profesor realiza cada dia la acción de bajarse del pedestal "desde el que podría gobernar", es una buena acción, deja claro con ella que todos estamos a la misma altura y nadie queda por encima de nadie. Así que instaurada la cercania, se homogeiniza el grupo y se crea un ambiente de respeto entre todos.


No hay profesor ni hay alumnos, sólo hay personas, sólo hay gente, gente que habla, escucha, se hace escuchar, respeta y es respetada, aprende y de la que aprenden, discute y es rebatida y, entre ellos, hay alguien que dirige el grupo.


Si dejas claro que respetas a los demás te ganarás el respeto de ellos en ese mismo momento, quiza en menos de un segundo.

Alberto Martin Muñoz