lunes, 1 de diciembre de 2008

Menos es Más

El miércoles 19 de Noviembre, el profesor comenzó la clase leyéndonos unas frases escritas por Epicuro entre la cuales, destacaría la siguiente "Pan y agua placen a quien tiene hambre". Esta frase nos hace reflexionar sobre cómo las cosas más sencillas y simples como el pan y el agua, pueden suponer un exqusito manjar, pues muchas veces los pequeños detalles son los más importantes.

Para esta entrada, me propuese la posibilidad de redactar una reflexión sobre Epicuro, pero creo que lo mejor será adjuntar una parte de una epístola de éste al historiador y geógrafo Heródoto que nos permita conocer algo más sobre el filósofo de Samos.


"Hay que empezar, Herodoto, por conocer lo que se oculta en las palabras esenciales, a fin de poder, relacionándolas con los cosas mismas, formular juicios sobre nuestras opiniones, nuestras ideas y nuestras dudas. De este modo no corremos el riesgo de discutir hasta el infinito sin resultados y de pronunciar palabras vacías. En efecto, es necesario estudiar primeramente el sentido de cada palabra, para no tener necesidad de un exceso de demostraciones, cuando discutamos nuestras preguntas, nuestras ideas y nuestras dudas. Después hay que observar todas las cosas confrontándolas con las sensaciones y, de modo general, con las intuiciones del espíritu o cualquier otro criterio. Igualmente por lo que respecta a nuestras afecciones presentes, para poder juzgar según los signos los objetos de nuestra atención y los objetos ocultos".

Publicado por Luís Rodrigo De Castro