lunes, 1 de diciembre de 2008

Noticia: Trueque de viviendas

La mala situación económica a la que nos enfrentamos ha provocado que se ponga de moda un práctica hasta el momento desconocida en nuestro país: el truque de viviendas.El desempleo, los altos precios de los pisos y por último la situación bancaria, hacen casi imposible la tarea de adquirir un nuevo inmueble. éste problema afecta principalmente a los jóvenes que quieren emanciparse; a las familias que, ahogadas por las hipotecas se ven forzadas a instalarse en pisos más baratos (y normalmente, por ello, más pequeños) o a las familias cuyos pisos se les han quedado pequeños por una ampliación de los miembros. Y por supuesto, en general, a cualquier persona que desee cambiarse de casa.La cuestión es que ni los potenciales compradores encuentran ofertas que les satisfagan, ni los vendedores encuentran compradores. Está visto que, en algunos aspectos, la historia es cíclica y al final volvemos a nuestros orígenes con el trueque. Lo bueno es que no hay intermediarios y que se ahorra en transacciones.

El trueque permite que el mercado acoja un aspecto más humano en su seno. Y en mi opinión aleja las barreras que constriñen los sueños y las perspectivas de futuro de todos nosotros. Yo creo que mucha gente que no haya pensado en vender su casa puede replanteárselo en favor de sus necesidades o simplemente de sus caprichos. La vivienda se convierte entonces en un elemento menos inamovible. Se convierte en lo que, para mi gusto, tiene que ser: un recurso necesario que se adapte a las necesidades y oportunidades que en cada momento de la vida de una persona surgen.

Publicado por laura_muñoz