domingo, 1 de febrero de 2009

Todo roto tiene su descosido

El que cuando llegó el 2009 dijo año nuevo, vida nueva, no pensaba en la economía está claro, aún sin datos del último trimestre de 2008 ya sabemos que en noviembre cayeron en un 48,8% las matriculaciones de automóviles, que bajo un 10,6% el total de pernoctaciones en hoteles y que el índice del comercio al por menor descendió en más de un 9,5%, y esto a vísperas de navidades. Con un panorama así, parece que nadie está a salvo, y sin embrago hay empresas que en tiempos de crisis no solo saldrán adelante con relativa facilidad, sino que experimentaran un crecimiento a tener en cuenta dadas las circunstancias, y es que dicen los analistas, que el consumo en este año caerá un 13%, cifra que se eleva al 25% si hablamos de sectores como el ocio o la hostelería.La crisis se ha colado en los hogares europeos, 3 de cada 5 europeos afirma que reducirá de manera importante los gastos durante este año, esta situación favorecerá las ventas en el periodo de las rebajas, y es que muchos serán los que se aprovechen de las ofertas para poder comprar por menos dinero.

Sectores como el automovilístico, la restauración, el ocio y la industria textil serán los más perjudicados, por el contrario que el sector alimentario (que en los ocho primeros meses de 2008, creció un 6,2% hasta facturar 65,900 millones de euros) y es que nadie deja de comer, así como la sanidad (que facturó 16,744 millones de euros), y es que en tiempos de pérdidas la gente acude más al médico.Los principales beneficiados de la crisis son las marcas blancas que han crecido un 20%, así como los supermercados con precios competitivos como por ejemplo el Día, que abrirá 400 nuevos supermercados frente a los 220 del 2007. datos similares se preveen para el Lidl, y Mercadona

Neinver empresa líder en el concepto outlet, tiene previsto crecer un 8% en el 2009, y es que el hecho de que vendan marcas de moda con descuentos que van del 30 al 90% en los tiempos que corren es garantía de éxito. Y eso que este no va a ser un buen año para el sector textil, marcas como Diesel, Fornarina, Gas e incluso Desigual bajaran sus ventas, mientras que H&M o Primark se mantendrán.

Tres cuartos de la mismo ocurrirá con el sector de la restauración, donde cadenas de comida rápida y bajo coste suben como la espuma (McDonalds incrementó sus ventas en nuestro país en un 8%), al mismo tiempo que bajan los restaurantes de cocina de autor, de alta gama o de mercado.

Otras empresas que se beneficiaran de la crisis son Ikea, Vueling, Mediamark y Pepecar, la clave está en que ofrecen precios muy competitivos

Otro dato a tener en cuenta, es el crecimiento que experimentaran bancas como ING Direct, E-banesto, o aseguradoras como Axa o Fénix Directo, que a través de internet y gracias a la eliminación de los intermediarios hacen campañas muy agresivas. Internet se refuerza en tiempos de desaceleración.

Obviamente las empresas que se dedican al cobro de morosos, refinanción de deudas, así como los despachos de abogados y las consultorías de derecho laboral.

Los datos también nos muestran que, a la par que se da una subida de los productos de bajo coste, los artículos de superlujo se mantendrán y es que muchos de sus clientes apenas notaran la crisis, así los hoteles de cinco estrellas, o marcas como Hermés se mantendrán. Así que, en vista de los resultados no queda más que añadir que para cada roto hay un descosido y para cada bolsillo un precio.

Publicado por Cristina