martes, 13 de enero de 2009

Ningún precio por la paz


¿Dónde estás cuando se oyen rugir los cañones?
Es quizá algo que ya es familiar.
En tu piel sientes frío,otro enemigo a batir...
El invierno...
Un poco de tierra es suficiente para matar.
Otro ha caído, ¡BASTA YA!
Debe haber un lugar donde el sol brille en el cielo,
Sin tener que pagar ningún precio por la paz.
Cielo gris,
Anuncia cómo es el color de la guerra.
Más disparos, sueñas que vienen por ti...
Están aquí...
¡Cuerpo a tierra!
Oyes un niño llorar a tu lado.
De nuevo lo piensas:
¿Cómo es posible llegar hasta aquí?
¿De quién fue la culpa?
Debe haber un lugar donde el sol brille en el cielo,
sin tener que pagar ningún precio por la paz.

JERÓNIMO RAMIRO

Publicado por Pablo