sábado, 28 de marzo de 2009

CONCLUSIÓN TRABAJO “CHINA”

Lo primero que me propongo mencionar es exaltar la gran efectividad, (en cuanto a lo que aprendizaje se refiere), de todo lo aprendido con un sistema de trabajo en grupo tan solicitado en el mercado laboral actual.

Este conocimiento creo que se inicia con el compromiso que cada uno de los integrantes adquiere hacia el grupo. El trabajo se llevó a cabo por un habitual consenso entre todos, ya fuese con el guión inicial sobre el trabajo, parcelas por donde investigar o hasta el modo de exposición final. De este proceso de diálogo entre los cuatro he aprendido tanto en un plano más metodológico hasta en otro más centrado en el propio conocimiento de la materia que nos compete.

- Plano metodológico: En algunas ocasiones no resulta sencillo llegar a un acuerdo sobre la dirección concreta del trabajo, o sobre algún aspecto más particular pero una vez que queda definido tiene un mayor aplomo, al haber sido el resultado del esfuerzo y el pensamiento de cuatro personas.

Nuestro tema elegido fue CHINA debido a su gran crecimiento económico lo cual nos podría llevar a un conocimiento general sobre el sistema económico mundial. Si bien nos pareció una gran oportunidad, rápido se nos reveló como un tema muy complicado de plantear y acotar. Creo que con el trabajo de todos nosotros nos salio un guión bastante completo y siempre desde una perspectiva económico actual, pero también de pasado, sin la cual entendimos que no podríamos comprender la actual.

- Conocimiento de la materia tratada: Mi conocimiento sobre el tema era altamente reducido y hoy puedo afirmar que mi conocimiento ha crecido notablemente, ya no solo sobre nuestro país en concreto sino sobre un carácter económico más global, sin el cual se nos hacia imposible acercarnos al particular.

Tras un análisis más de contenido, quiero hacer referencia a la gran experiencia personal que para mi persona ha significado, me alegro de haber conocido a tres grandes futuras sociólogas como son Hanna, Ana y Alejandra.

Publicado por Ignacio Antoranz