sábado, 28 de marzo de 2009

La distancia politica

A George Bush le ha llegado su turno. El de marcharse de la Casa Blanca para dejar su gran sillón presidencial al nuevo Presidente recién elegido éstos días; cada uno de nosotros puede ver directamente acomododado en el sofá todo lo que sucede en el lejano occidente. Tras una interminable campaña política de los representantes se dio la victoria a ese gran desconocido que no es otro que Barack Hussein Obama, pero eso no es lo que quiero tratar, a pesar de que una persona con ese color de piel, esos origenes y ese segundo nombre que los americanos resumen en "h" haya llegado a lo mas alto en la politica estadounidense, y porqué no decirlo, mundial.

Tras esta breve introduccion me gustaria extender un poco el titulo de este blog, la distancia politica. No importan esta vez los kilometros, ni los mares, ni siquiera el mercado o la bolsa, esta vez la crisis la dejaremos aparte. Lo que importa es que los ciudadanos de aquel son verdaderamente ciudadanos, valga la redundancia. Es increible ver a tantos jóvenes, ancianos, negros , blancos, orientales, latinos, hispanos o muchas de estas cosas a la vez, con lágrimas en los ojos en la toma de posesión de Barack, su Presidente. Tan lejano es este sentimiento que jamás nadie podrá imaginar que en España suceda algo así. Cierto es, no nos engañemos, que los EEUU son odiosos en muchisimos sentidos pero hablando de política nos sacan años, lustros, décadas y... hasta aquí mejor callar. Parece mentira que en menos de una semana el elegido haya cumplido su primera promesa (por el bien de la humanidad).

En éste nuestro País, la toma de posesión de Zapatero, por llamarlo de alguna manera, fue muy distinta y si hubiese ganado Rajoy, mas de lo mismo. Aquí más que la politica desde su esencia, entendiendo como esencia de la politica la union de los ciudadanos a la hora de intervenir en ella, se tratan temas dispares y sobretodo disparatados, que a nadie se le ocurra salir con una bandera de España a la calle porque sería una locura, mas de uno se atreveria a gritarnos que nos vayamos al infierno con el caudillo, claro porque es que esa bandera es un insulto para todos los "españoles". Esto es solo una pequeña prueba de cómo esta el tema politico en nuestro tan querido país, cuando en EEUU se rifan premios a la casa que mas banderas tenga en su interior.Si nuestro presidente llevara un Seat (que es mas representativo que el Cadillac de Obama) blindado y se hubiesen gastado un porrón de millones de euros solo en el desfile, la poblacion ya comentaría en los bares: -a este tio no le afecta la crisis -y encima tiene la cara de decir que nos gastemos el dinero... y otras tantas cosas más. En la lejana America se reunen indios, patriotas, republicanos, moros y chinos para festejar tan grandisimo acontecimiento. Aquí se hacen manifestaciones en contra de...la causa que toque este mes.

Basta ya de criticar a aquel País, aunque la mayoria de las veces tengamos razon, por su manera de hacer las cosas en muchisimos ámbitos , en eso estamos casi todos de acuerdo. Pero aprendamos un poco éstos días ésta lección de política que nos vendrá bien a todos. Y no se olviden eso de que "la familia unida jamás será vencida" .

Publicado por Marian