sábado, 7 de marzo de 2009

Valoración del Trabajo en Grupo


En esta entrada, que será posiblemente la última en el blog dentro del contenido de la asignatura Sistema Económico Mundial, lo que no quiere decir que sea la última de cualquier otro tipo que el autor publique en el presente medio, abordaré lo que ha significado para mi esta nueva experiencia de trabajo colectivo que hemos desarrollado en la asignatura.

Sería absurdo decir que ha sido la primera vez que hago un trabajo en grupo o equipo. El hecho de ponerme deacuerdo con uno o más compañeros para llevar un trabajo adelante con objeto de repartir la materia a tratar o conseguir un resultado de mayores dimensiones que el que hubiera obtenido trabajando sólo no es nuevo, el que escribe, y seguro que el resto de sus compañeros han utilizado esta técnica de trabajo en varias asignaturas de los cursos pasados y aún en el presente año. Que duda cabe que las ventajas son considerables por cuanto reduce el trabajo individual consiguiendo como resultado un trabajo de mayor extensión. Sin embargo, la metodología de trabajo que propuso el profesor Carballo al comienzo de la asginatura, resultó a priori desconcertante. No se trataba de decidir un tema a investigar y ponerse a trabajar sobre ello de forma individualizada.

Muy al contrario requería una reunión semanal, cuando no más, para poner en común toda la información que se fuera encontrado en relación al tema a tratar.

Así todas las semanas que duro la fase de documentación nos fuimos reuniendo y poniendo sobre la mesa los datos que unos y otros habíamos podido conseguir de la materia que finalmente decidimos tratar. Digo finalmente puesto que antes de decidir el ponernos a trabajar sobre el Sistema Monetario Europeo, se nos ocurrieron ideas que siendo originales, como investigar sobre el estado económico de países centroafricanos (Botswana), pudimos comprobar que no contabamos con información ni para empezar a poner en común.

Así las cosas, con multitud de datos, informes, libros y demás documentación que figura detalladamente en la bibliografía que cierra el trabajo, decidimos a las cuatro semanas elaborar un índice con las partes de información que nos resultaron de relevancia suficiente como para incluir en el producto final.

Realizado este trámite, y no sin poco diálogo por cuanto lo que para uno es interesante para otro es prescindible, concluimos la citada guía y procedimos a repartir el trabajo consistente en la redacción de cada apartado (tal y como nos indicó el profesor) buscando en este caso, en la individualidad la eficacia.

No obstante, debo decir aqui que aúnque el trabajo en ese momento pasó a ser individual, continuábamos todas las semanas commprobando los avances de cada uno de los miembros, poniendo en común las dudas que teníamos relativas al desarrollo de cada sección y demás. Tristemente, en esta fase de trabajo subjetivo, nuestro grupo compuesto en origen por cinco miembros tuvo que reducirse de manera forzada a tres. Durante la fase de redacción propusimos unos plazos para ir avanzando en el desarrollo del trabajo y también de conclusión del mismo. Dos de los componentes de nuestro grupo, sin duda por motivos personales en los que no voy a entrar, se ausentaron a las reuniones periódicas y no lograron hacer su sección a tiempo fijado de conclusión de las mismas. Resulta evidente apuntar que cada sujeto tiene sus problemas y sus virtudes pero en el mundo globalizado que vivimos, también tiene todo individuo la posibilidad de comunicar al resto de los miembros del grupo la causa de su ausencia con objeto de modificar el esquema de trabajo o de fijar nuevos plazos.

Al no tener constancia alguna de las dos compañeras que se encontraban en esta situación y después de la cuarta reunión que tuvimos para seguir definiendo cada parte individual decidimos realizar la parte que tenían encargada y de esta manera no dificultar el trabajo del resto del grupo.

Terminada la redacción de los apartados individuales, procedimos a ponerlos de forma conjunta cambiando ciertas cosas, retocando otras y dándole coherencia global y unitaria con objeto de obtener un producto global pleno. Finalmente procedimos a la elaboración de un prólogo o exposición de motivos en relación al tema tratado y un epílogo en el que figuran nuestras conclusiones respecto al objeto de investigación.

Finalmente realizamos una serie de diapositivas para la presentación en la clase de aquellos temas que nos resultaron más importantes para obtener una comprensión general sobre lo que habíamos estudiado.

A modo de conclusión, me gustaría agradecer al profesor Roberto Carballo el habernos iniciado en esta nueva metodología de trabajo en grupo, que aunque farragosa al principio, más por desconocimiento que por complejidad, se ha demostrado, por lo menos a mis ojos como una herramienta mucho más eficaz que la anterior forma de trabajo colectivo a la que estaba acostumbrado. Más eficaz en lo tocante al aprendizaje puesto que todos los miembros del grupo se obligan a leer la documentación y trabajo de los otros componentes, y también más eficaz dado que el diálogo, el debate y la discucisón entre los miembros obtinene como resultado un producto de mejor consistencia, contenido y forma.

Juan Hermosa Mazo

Publicado por Juan