sábado, 7 de marzo de 2009

EPC SUCCEEDED

El Tribunal Supremo salva Educación para la Ciudadanía - Diario Público

El Supremo tumba la objeción a Ciudadanía - El PaísNo hay objeción que valga - La Sexta

El Supremo rechaza la objeción a Educación para la Ciudadanía - Vocento

El Supremo 'salva' Ciudadanía - EL Mundo

El Tribunal Supremo no reconoce el derecho de los padres a objetar a EpC - Libertad Digital

El Tribunal Supremo se alinea con el Gobierno y respalda a EpC - Cope

Se trata de una victoria del estado frente a la que sólo cabe alegrarse y contribuir a que se siga avanzando en esa dirección, a lo mejor, en un futuro cercano nos podemos acercar a estándares más desarrollados y dejar de asignar la educación de nuestros hijos a las injerecias de una potencia extranjera, sectaria, expansionista e hipócrita. Los ejemplos los tenemos cerca, allende las montañas como se diría en mi tierra.

Porque se trata a fin de cuentas de eso, es el "quitate tu que me pongo yo" o en este caso, al revés, porque el "quitate..." lo dice el Estado y quien se quita es la Religión. Si no fuera porque en primer lugar, el estado somos TODOS bajo los principios de representación y soberania, mientras que la Religión son ALGUNOS, quizás muy relevantes, nadie se lo niega pero siguen sin ser TODOS, y ya ni siquiera mayoría y gracias a Dios.

Por todo lo anterior y porque vivimos, para empezar en un estado de DERECHO que para todo aquel que no lo sepa, Foro de la Familia, CONCAPA ...etc, trata de que la ley está por encima de todo, porque la ley emana de la voluntad del pueblo representada en el parlamento.

Para terminar, me gustaría declarar que si ese derecho de los padres, que viene reconocido en la Constitución Española del 78 en cuanto a la responsabilidad de educar moralmente a sus hijos, hubiera sido llevado a la práctica con la correcta diligecia en un amplio número de familias españolas, a día de hoy sería imposible el hecho de que a un gobierno se le ocurriera sacar una asignatura como EPC. Miedo me da pensar que se da la situación que me recuerda un caso particular y cercano en el tiempo, el ver al hijo del presidente de la apa y de mi colegio y numerario, fumando hachís con trece años en las escaleras de su barrio mientras el padre abogaba al colegio a que denunciara al ayuntamiento por poner un cartel publicitario de JB cerca de la parada de autobús.H.Mazo

Publicado por Juan