sábado, 28 de marzo de 2009

Exposición miércoles 21 : Objetivos del milenio


Los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas constan de ocho puntos clave y tienen unas metas muy concretas:

Objetivo 1: Erradicar la pobreza extrema y el hambre

Metas:
Reducir a la mitad el porcentaje de personas que vivan con menos de 1 dólar al día.

Reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen hambre.

Objetivo 2: Enseñanza primaria universal
Metas:
Velar por que, en el año 2015, las niñas y niños de todo el mundo puedan terminar un ciclo completo de enseñanza completa.
Objetivo 3: Promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer

Metas:
Eliminar las desigualdades entre los géneros en la enseñanza primaria y secundaria, preferiblemente en el año 2005, y en todos los niveles de la enseñanza antes del fin de 2015.
Objetivo 4: Reducir la mortalidad infantil
Metas:
Reducir en 2/3 partes, entre 1990 y 2015, la mortalidad de los niños y niñas menores de 5 años.

Objetivo 5: Mejora de la salud materna
Metas:
Reducir la mortalidad materna en 3/4 partes

Objetivo 6: Combatir el VIH-SIDA, el paludismo y otras enfermedades.
Metas:
Haber detenido y comenzado a reducir, para el año 2015 la propagación del VIH-SIDA.

Haber detenido y comenzado a reducir, para el año 2015, la incidencia del paludismo y otras enfermedades graves.

Objetivo 7: Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente
Metas:
Incorporar los principios del desarrollo sostenible en las políticas y en los programas nacionales e invertir la perdida de recursos del medio ambiente.

Reducir a la mitad, para el año 2015, el porcentaje de personas que carezcan de acceso sostenible al agua potable

Haber mejorado considerablemente, para el año 2020, la vida por lo menos de 100 millones de habitantes de tuburios

Objetivo 8: Fomentar una asociación mundial para el desarrollo
Metas:
Desarrollar aún más un sistema comercial y financiero abierto, basado en normas, previsibles y no discriminatorio.

Atender las necesidades especiales de los países menos adelantados.

Encarar de manera general los problemas de la deuda de los países en desarrollo y muy endeudados.

En cooperación con los países en desarrollo, elaborar y aplicar estrategias que proporcionen a los jóvenes un trabajo digno y productivo

En cooperación con las empresas farmacéuticas, proporcionar acceso a los medicamentos esenciales en los países en desarrollo.


A continuación nuestras compañeras pusieron de ejemplo tres países; China, Niger e India, en donde estos objetivos no se están llevando a cabo. Estos tres países son solo un ejemplo entre muchos otros. Sin embargo, el profesor Roberto destacó la importancia de la existencia de estos objetivos, pues tener objetivos es el primer paso. Un ejemplo de asociación que trabaja y por el desarrollo de estos objetivos en España es la asociación Karibu, Amigos del Pueblo Africano con la que las compañeras se pusieron en contacto. Aunque la entrevista que realizaron no mostraba mucha esperanza ccon respecto a que se logren los objetivos si que destacaba la necesidad de que todo el mundo se implicase y luchase por ello para que si en 2015 no se conseguían, llegase un momento en que si que se lograsen.

Por último, nos leyeron una poesía de Eduardo Galeano titulada Los Nadie. La copio a continuación:

Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadie con salirde pobres,
que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte,
que llueva acántaros la buena suerte;
pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca.
Ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte,
por mucho que los nadie la llamen,
aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pie derecho,
o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadie: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadie: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre,muriendo la vida, jodidos, rejodidos.
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.
Los nadie, que cuestan menos que la bala que los mata.

Publicado por Ángela Vazquez