sábado, 28 de marzo de 2009

Conclusión tras nuestro trabajo sobre la situación de la vivienda

Después de varias semanas esbozando el trabajo, aclarando las dudas, organizándonos como equipo, conociendo nuestras inquietudes y tomando las decisiones oportunas, hemos finalizado la tarea que a través de la asignatura Sistema Económico Mundial nos propuso el profesor Roberto Carballo.

Queríamos utilizar esta última parte del trabajo como conclusión del aprendizaje obtenido y el conocimiento conseguido sobre el tema que elegimos, algo que ha resultado ser muy enriquecedor y gratificante. A su vez ha sido una apasionante ver como el trabajo crecía poco a poco. Y ver como nuestra ignorancia sobre el tema en cuestión (aunque al principio pensáramos que lo conocíamos casi todo) se ha ido transformando progresivamente en conocimiento gracias a la información obtenida y a la ayuda recibida por las diferentes fuentes, organismos y personas que directa e indirectamente han participado de esto.

Elegimos el tema de la vivienda debido a la notable preocupación por la situación que esta provoca en la actualidad, sobretodo, entre la población más joven. Nosotros, como jóvenes, somos unos más de los muchos afectados por el problema tan grave, sorprendente e injusto que se vive en este país con un derecho reflejado en la Constitución Española y en los Derechos Humanos Internacionales. Algo tan vergonzoso es lo que nos empujó a decidirnos por este tema, ya que nos parecía interesante tratar algo que nos afecta directamente, lo que haría que nos implicáramos más en el desarrollo del mismo.

Y así ha sido. Tanto las sesiones grupales en clase, como los momentos de trabajo fuera de las aulas, han formado parte de una metodología organizada, con recursos y motivadora para el buen desarrollo del trabajo grupal. Por ello queríamos reflejar esta sensación, la de haber hecho algo mejor o peor, como hemos podido, pero con ganas, ilusión y una motivación que no siempre se tiene en trabajos de este tipo.

Una gran experiencia y esfuerzo del que sentirnos orgullosos, creyendo que hemos hecho algo que ha merecido la pena.

Publicado por Raúl Useros