sábado, 28 de marzo de 2009

Exposición 1ª Jueves 15

Los componentes de éste grupo basaron su trabajo en la India. Para empezar perfilaron las características generales del país. Hablaron de la diversidad de lenguas en la India, de su organización política (la mayor democracia) basada en la división de poderes que se incluye en su Constitución de 1950. Es una república federal (con Primer Ministro y Jefe de Estado). Su Constitución es la más extensa del mundo y en ella se declaran entre otras cosas: la ilegalidad de la 'intocabilidad', la representación de las minorías, el sufragio universal, la prohibición de símbolos religiosos y nacionalistas con fines electorales, y su auto proclamación como economía liberal (con derecho a legislar y nacionalizar empresas). Como estado federal, el estado se ocupa de regular las prisiones, impuestos, seguridad social, orden público y la policía. Su organización social es un sistema de castas impermeables, donde los parias o intocables están excluidos. La desigualdad de género es muy visible, lo que pone a la mujer en lo más bajo de la escala cuanto menor prestigio tenga su casta.

Por otra parte, hablaron extensamente del hinduismo, que constituye la religión mayoritaria del país. También hablaron del islamismo, que es la segunda religión.

Hablaron de su historia económica. La India basa su economía desde hace siglos en la agricultura (producción de arroz) y en la ganadería (en especial la bovina). La minería, centrada en la extracción de carbón y hierro principalmente, ha permitido el amplio desarrollo del sector industrial. La principal industria es la textil, seguida de la siderúrgica, la mecánica, la electrónica, etc. Aunque su artesanía sigue vigente.

El liberalismo económico, la industria tecnológica y la globalización han permitido que en los últimos años se haya desarrollado una amplia clase media que se presenta como una gran oportunidad para el futuro económico de la región.

Por último, los compañeros trataron los problemas medioambientales de la India, el segundo país más poblado del mundo. Como es de imaginar, la India, al estar en pleno proceso de desarrollo y expansión produce altos volúmenes de contaminación que se vierten a la atmósfera, a sus ríos, tierras, etc. El ritmo de vida que se lleva es similar al de la Edad Media en los países desarrollados. La esperanza de vida es bajísima, similar a la de aquel período, la mortalidad infantil elevadísima y en general la salud está marcada por las numerosas enfermedades que se derivan de dicha contaminación.

Además, ahora el país recibe toda la presión de los países desarrollados, que pretenden que se rebajen las emisiones contaminantes al medio ambiente. Como arma legislativa utilizan el Acuerdo de Kioto. Desde mi punto de vista, creo que es natural y a la vez injusto que ésta serie de países que ,durante el último siglo y lo que va de éste especialmente, se han dedicado a desarrollarse sin límite y no han tenido presiones de ningún tipo, se reunan ahora para frenar la expansión de esos países en vías de desarrollo, que no quieren más que seguir nuestros pasos con el fin de lograr una vida mejor. A parte de dichas presiones, la India va percibiendo otra presión que se deriva de la propia realidad inminente, y es que sólo tiene dos opciones y ninguna de ellas es fácil ni ofrece espectativas óptimas. Por una parte puede seguir (sin tener en cuenta las consecuencias medioambientales) con el ritmo desenfrenado de producción y desarrollo para tratar de alcanzar un nivel de vida mínimo aceptable y humano para la mayor parte de su población. Por otra parte, puede frenarlo para evitar que esos problemas medioambientales devasten el país, sus recursos naturales y acaben con el medio de subsistencia de muchos de sus habitantes (agricultura, ganadería, minería).

A mi modo de entenderlo, se trata de un juego de suma cero en el que se juega (a grandes rasgos) pobreza por medioambiente y viceversa. Pero teniendo en cuenta que el desatender al medioambiente conlleva pan para hoy y hambre para mañana. La salida es difícil y las presiones agobiantes, sólo el tiempo dirá qué camino escogen.

Por último, he añadido ésta fotografía que muestra uno de los grandes tesoros de la humanidad. El paisaje me parece casi onírico, y el significado aplastante...el amor.

Publicado por laura_muñoz