domingo, 1 de marzo de 2009

“Iberia se debate entre British y sus pilotos”.

DEL PERIÓDICO: EL MUNDO. Mercados.
ECONOMÍA Y EMPRESAS.


“Aerolíneas condenadas a la fusión”, página 14 del suplemento de ‘Mercados’.
Iberia está descolgada del futuro mapa europeo. Al menos hasta que Caja Madrid, su máximo accionista, y British Airways lleguen a un acuerdo sobre la fusión de ambas compañías. La fecha prevista es el próximo mes de marzo, no obstante, las posiciones en la negociación están aún muy distanciadas.
El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, no está dispuesto a soportar la deuda de más de 3.000 millones de euros que acarrean los británicos por culpa del fondo de pensiones que su empresa tiene invertido en Bolsa y que la crisis financiera ha llevado a los ‘números rojos’. A esto se suma la saturación del aeropuerto de Heathrow, en Londres, el cuartel general de British Airways, y la constitución de la cúpula de la futura compañía. En ambos, casos, las discrepancias entre Blesa y Willie Walsh, el presidente de la aerolínea británica, son relevantes. Caja Madrid quiere liderar el nuevo ‘holding’, y Walsh, también. Pero lo más grave es que esta negociación está afectando a los clientes de Iberia. Los pilotos de la compañía han puesto contra las cuerdas a la aerolínea con una presunta “huelga de celo”, según asegura la empresa (y desmienten los pilotos), por diferencias con la dirección en relación a la fusión con British Airways. Las diferencias entre los dos principales dueños de Iberia –Caja Madrid y British- comenzaron hace dos años, cuando el consejo de administración de la española puso en venta la empresa ante el interés de dos de sus accionistas –BBVA y Logista.-, por salir del “núcleo duro”. Los británicos no dudaron un segundo y presentaron una oferta para quedarse con Iberia. El sector especuló también con el interés de Lufthansa, liderada por Caja Madrid, pero la caja nunca llegó a confirmarlo. Hoy, la batalla continúa.


Publicado por pablo